Nuestras noticias

misport-compex

Conceptos básicos sobre el entrenamiento con Electroestimulación (II)

Chronaxia-RheobaseCuando trabajamos con EMS debemos plantearnos algunas cuestiones imprescindibles para determinar con qué grado de carga empleamos el equipo de electroestimulación. La situación de partida es clara: el impulso eléctrico llega a la motoneurona, pero ¿cuál es la intensidad mínima necesaria para estimular el músculo? y ¿cuál es el tiempo que debería estar ese impulso eléctrico estimulando la motoneurona para que genere una respuesta muscular?

 

Cuando hablamos de ancho de impulso, medido en microsegundos (µs), estaríamos hablando de “Chronaxia”. La “Chronaxia” es la duración mínima de impulso necesaria para generar contracción. En un mapa de chronaxias ideales medias, los equipos de EMS tienen los siguientes parámetros:

  • Brazo: 150µs
  • Antebrazo: 200µs
  • Parte superior del tronco 250µs
  • Parte inferior del tronco: 300µs
  • Parte superior de la pierna: 350µs
  • Parte superior de la pierna: 400µs

Según la Ley de Lapique, para producir una contracción apreciable, el tiempo de actuación del estímulo debe ser al menos igual a la chronaxia nerviosa. Estímulos superiores (en cuanto a valores de Chronaxia) estimulan “nocireceptores” (receptores nerviosos del dolor) que podrían comprometer el objetivo del trabajo generando incomodidad muscular. Hay estudios que hablan sobre rangos ideales de 200-350µs de Chronaxia para el desarrollo de la potenciación muscular. Lo ideal sería poder manipular este dato durante un programa de entrenamiento, pues se han descrito aumentos del 37% de chronaxia muscular, y 62% en la chronaxia nerviosa, en entrenamientos con EMS en combinación con el ejercicio programado. Por tanto, el ancho de impulso debería aumentarse progresivamente durante cada entrenamiento o utilizar anchos de impulso ligeramente superiores a las chronaxias nerviosas de los grupos musculares a entrenar, para que la estimulación fuese más eficaz en las últimas repeticiones del entrenamiento.

En este punto, debemos hablar del concepto de “sumación temporal”. Se comprende en este fenómeno la “contracción tetánica” que provoca una contracción sostenida producida por frecuencias altas. La frecuencia, medida en Hercios (Hz), nos define el número de impulsos por segundo.

Conocer los parámetros de frecuencia es vital para el desarrollo de un trabajo profesional e individualizado, pues se ha descrito una escala de Herzios donde preferiblemente se va a inducir la respuesta de un tipo de fibra u otro.

ems_stLos equipos comerciales que podemos adquirir en el mercado actual suelen tener unos patrones predeterminados. La mayoría de estos equipos ponen un “nombre” a un tipo de programa, introduciendo de forma fija y no manual los parámetros generales que se asocian a diferentes objetivos de entrenamiento, y el usuario tan sólo tiene que aumentar la intensidad de la corriente (mA).

Teniendo en cuenta la magnitud del impulso, medida en mA, a intensidades más altas mayor reclutamiento espacial, es decir, mayor número de fibras musculares reclutadas. Según la Ley de Henneman (1965) las unidades motoras de menor tamaño y habitualmente lentas son reclutadas en primera instacia. Actualmente se piensa que los axones de la superficie serán los primeros en ser despolarizados, siendo un condicionante fundamental la ubicación de los electrodos.

En resumen, los programas predeterminados salvando las diferencias de cada marca y modelo, incluyen un formato de entrenamiento recomendado a partir del cual el músculo ya no puede trabajar de forma eficaz. En la siguiente tabla se pueden ver algunos ejemplos utilizados en los programas predeterminados:

Parámetros EMS

Como conclusión final a esta serie de artículos iniciales relacionados con la Electroestimulación, reflexionamos sobre la necesidad de contar con el apoyo y asesoramiento de un profesional, que sepa orientar el tipo de trabajo específico a los objetivos del usuario. Como en cada ámbito laboral, en el mundo del entrenamiento personal es bastante habitual el intrusismo de personas no cualificadas. Por ello, nuestro consejo es incluir la herramienta de la EMS sin ningún pudor en la planificación deportiva, tanto en el ámbito de la salud como del rendimiento, pero de la mano de personal cualificado, formado y avalado.

En Zentro creemos en los beneficios de la EMS. Disfrútala!!